lunes, 23 de mayo de 2016

It's not a diet, it's a lifestyle.

Últimamente he estado viendo varios documentales y vengo a recomendarles tres de ellos: Cowspiracy, Food, Inc y Food Matters, como ya se habrán dado cuenta hablan sobre comida, ¿y por qué comida? Principalmente porque siento que soy una persona con malos hábitos alimenticios, no los peores gracias a mis padres pero creo que si los mejorara sería una persona más sana física y mentalmente, porque SOMOS LO QUE COMEMOS.

Antes me fascinaba ir a comer nuggets y papas fritas a McDonalds pero después de ver cómo es que las compañías multinacionales tratan a los animales para poder abastecer el consumo de las cadenas de comida rápida o de los supermercados se me llena el corazón de tristeza, o de como el suelo lo contaminan de pesticidas para obtener cantidades exorbitantes de maíz para -entre muchas otras cosas- alimentar animales que naturalmente comen hierba... 

He dejado de tomar refresco ya desde hace más o menos dos meses y ya desde hace muchos he dejado de ir a McDonalds. No vean esto con la mentalidad de "todo el mundo ya es súper fitness y quieren estar delgados" sino que hay personas que se preocupan por su salud, afortunadamente en mi familia no tenemos antecedentes de diabetes o de enfermedades cardíacas y yo por lo menos quiero que perdure así, como dicen en el segundo documental: cuando quieres que una estructura se conserve por 100 años lo haces con los mejores materiales para que perdure, pues es lo mismo con el cuerpo, si tienes la idea de llegar a viejito con lo mejor de ti lo vas a hacer comiendo lo mejor que pueda haber; de igual modo, no digo que dejen de comer carne -la carne es deliciosa- pero traten de comer menos, cómprenla no de supermercados sino de su mercado local o donde sepan que los animales son tratados dignamente; no solamente benefician su salud, están ayudando al planeta entero.

2 comentarios:

  1. Por desgracia es terriblemente cambiar los habitos de comida de una población bombardeada por publicidad, abusada por el poco tiempo para comer y las largas rutinas laborales, además de los monopolios industriales que fabrican los mismos productos bajo diferentes marcas.
    El tema de los transgénicos es un callejón. Hay manzanas extrañamente pueden durar meses sin pudrirse (yo mismo hice el experimento). Ojalá podamos sobrevivir sin cáncer, sin enfermedades crónicas causadas por no-sé-qué que comemos. Una de las pequeñas salidas es el ejercicio constante, amén el reciente problema de contaminación del aire. :(
    Coincido en que uno puede comer sano y vivir lo mejor posible de cuerpo, pero cada vez es más difícil.

    ResponderEliminar