jueves, 2 de junio de 2016

Defendamos la alegría y la imperfección...

Desde hace un buen de tiempo quería compartir este outfit pero no lo hacia porque tenía una flojeeeeera enorme de lavar mis tenis blancos y si voy a estar all over the internet prefiero hacerlo con tenis limpios.

Debo culpar a las películas de adolescentes por querer parecer una porrista, ya saben, la que siempre tiene al novio guapo y es una arpía, por desgracia no he conseguido al bombón, de ser lo segundo no estoy segura pero el uniforme -o algo muy parecido- era mi deber poseerlo. Me hubiera gustado haber encontrado el vestido más ajustado pero como lo compré en las rebajas ya sólo había talla grande y pues ni modo, mi deseo de parecer animadora era aun más grande.



No hay comentarios:

Publicar un comentario