martes, 17 de noviembre de 2015

I can sell you lies

No soy muy fan de la música electrónica, lo que más cerca que estoy de este tipo de música es Grimes & Clean Bandit y la verdad no sé si sean considerados como "electrónico". Entonces, en esta sociedad actual en que parece que todo el mundo está usando sintetizadores en lugar de guitarras no encuentro mucha música que satisfaga el deseo de mis oídos de escuchar nuevo material.

Mi primer acercamiento con Chrvrches se remonta a muchos ayeres y la verdad es que no me gustaron, pero hace como un mes mientras la amiga de mi amiga sufría por un chico y quería dedicarle Recover es que los escuché de nuevo y me atraparon, anduve con esa canción como una semana completa hasta que decidí aventurarme a escuchar el disco completo: es buenísimo, a excepción de una o dos canciones cantadas por el hombre, todas son mis favoritas, contando también la que hicieron para el soundtrack de Los juegos del hambre, tienen muy buen ritmo, la voz de Mayberry es preciosa y su sonido no me hace extrañar el riff de una guitarra. Su segundo material es igualmente bueno y en este sí que me gustó la canción con voz masculina. Así que para aquél que como yo, estaba un poco reticente a su encanto, recomiendo que les den otra oportunidad y se dejen llevar por su indudable talento.

domingo, 8 de noviembre de 2015

The True Cost

Estaba yo buscando el documental de Dior and I en Netflix porque después de ver The Future of Fashion con Alexa Chung en el canal de Vogue no pude resistirme a él, pero tristemente no estaba, pero en su lugar encontré uno llamado The True Cost que me hizo reflexionar acerca de muchas cosas. El documental trata principalmente -como su nombre lo dice- acerca de los verdaderos costos que tiene el mundo de la moda y más específicamente del fenómeno llamado "fast fashion" que es lo que hacen todas las tiendas de grupo Inditex o H&M, esos gigantes de la moda que le venden a las masas y de cómo para tratar de ganar más hacen que la gente de los países donde mandan a hacer su ropa ganen taaan poco, es una realidad que se ve muy cruda y que así como yo lo veo es muy difícil de cambiar, pero así como en el documental lo dice, no todo está perdido, hay gente que, aunque sea poco a poco, está generando el cambio. Cuando lo terminé de ver, pensé: "Ahora comprendo porque mi ropa de esas tiendas se descose tan rápido, si yo estuviera trabajando en esas condiciones, lo que menos me importaría es que la ropa quedara bien cosida".

El pensamiento más inmediato después de ver el documental fue "ya nunca más voy a comprar en esas tiendas, mejor compro en American Apparel donde la ropa no es hecha en países tercermundistas"; después recordé que AA erá muuy caro para mi presupuesto y pensé que como persona de clase media que soy no me puedo dar ese tipo de lujos tan fácilmente y que eso es lo que le pasa a la mayoría de la población, tal vez no deje de comprar de un día para otro en ese tipo de tiendas pero así como en todo, el cambio en mis hábitos de consumo puede cambiar paulatinamente y que al final si todos hacemos el cambio, ese tipo de tiendas puedan llegar a pagarle más justamente a sus empleados (yo sé que suena a sueño guajiro, pero nunca hay que perder la esperanza). Entre mis cambios está, y creo que ya lo había comentado en otra entrada, desde más o menos en marzo de este año redescubrí la tienda mexicana de LOB y en la que he empezado a comprar un poco más, de esta manera no solamente NO compro en Grupo Inditex, sino que hasta es una tienda de mi país, quiero pensar que apoyo al talento mexicano, tal vez me de una vuelta por American Apparel (antes de que cierren y se vayan totalmente a la bancarrota) y me de la sorpresa de que a pesar de que es más caro la calidad es mejor.