lunes, 13 de julio de 2015

Who wants some blood?

Siempre que estoy aburrida me da por volver a ver Gossip Girl, me encanta todo el scheming de la serie, además de que todo el cast está vestido impecablemente. Desde que fue el final de la serie en 2012, me quedé con la duda de qué había pasado entre Lily y Rufus porque en el capítulo, primero se dan un beso y al siguiente instante tienen a sus parejas al lado, entonces no entendí nada y tratando de resolver la cuestión encontré una entrevista con Stephanie Savage donde aclara que NO, que no acababan siendo pareja y aunque me pareció triste, supongo que si Dan y Serena acababan juntos no había cabida para esa relación. En esa misma entrevista dice que fue una pena que entre los personajes de Desmond Harrington y Michelle Trachtenberg no se haya dado "algo", fue entonces que me puse a buscar trabajos de ese actor y fue cuando me di cuenta que salía en la serie de Dexter, serie que ya me había recomendado mi hermana y que no había visto más que nada por pereza a buscarla, pero ahora con Netflix todo es más fácil y comencé a verla; ya voy en la quinta temporada -son ocho- y probablemente como en la mayoría de las series, las últimas temporadas apesten pero lo que fueron los últimos cuatro capítulos de la cuarta estuvieron de infarto y el final aún más, o sea que si se ven en un dilema de no saber qué serie empezar a ver, se las recomiendo ampliamente, a veces los discursos filosóficos internos del personaje principal son cansinos y repetitivos pero en general es buena.

Lo más curioso es que ya ni recordaba por qué empecé a verla, sólo para ver a Desmond Harrington, me acordé hasta la tercera temporada que es donde su personaje aparece, já.

No hay comentarios:

Publicar un comentario