miércoles, 5 de noviembre de 2014

Comprar online.

Siempre he admirado a esas chicas que pueden comprar ropa sin siquiera probársela, para mí eso es imposible, mi ropa oscila entre chica y mediana, pero en el caso de los pantalones se puede decir que es impredecible.

Todo esto viene porque últimamente todas las tiendas pertenecientes a grupo Inditex, entiéndase Bershka, Pull&Bear, etc., han dado la posibilidad de comprar online, lo cual supongo que para algunas es algo caído del cielo, pero para otras sólo es una nueva manera de frustrarse porque algo no les quedó y tendrán que devolverlo, ya de por si es malo tener que regresar seis prendas en el probador de la tienda.

Y si de probadores se trata, me molesta la regla de las seis prendas porque si para comprobar que algo me quede bien me pruebo dos tallas, mis seis prendas se ven reducidas a tres; aunque la última vez que fui a Stradivarius, ya podías meter las prendas que quisieras o la chica que atiende te puede llevar la talla que quieras, bendición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario