sábado, 2 de agosto de 2014

Waiting for something to happen.

Las vacaciones pasadas me pasé viendo películas como persona insana sin nada que hacer, lo más feo es que como vi taaantas, ya no me quedaron ganas de ver muchas más, como que me harté; y aunque breves, escribí mis opiniones de algunas de ellas.

Ginger&Rosa. No pude soportar ver al papá con la amiga, sentía que me quemaba los ojos. ¿Acaso es eso soportable? ¿Lo perdonarías? Y la cachetada que le da la madre  a Rosa, merecidísima, no pude sentir más dicha. Aunque se me antojaba un romance con el activista.





















Limitless. Coincido en la idea de que la inteligencia reside en la buena memoria. Sería magnífico poder contar con algo así. Al final, siento que el protagonista fue demasiado egoísta o más bien le ganó su hambre de poder. La presentación transparente de las pastillas, muy cute.





















La Belle Personne. La protagonista es guapísima, es la conocida Léa Seydoux. Los chicos aprendían italiano, ruso, inglés, todos muy cuatrilingúes. Con tantos nombres me perdí en el lío de relaciones sentimentales. Sentí que faltaban emociones entre los personajes, los lazos entre ellos no parecen tan profundos y por lo tanto no se siente la pérdida cuando alguno de ellos falta.





















The Painted Veil. La mejor que he visto en mucho tiempo, además de que está basada en un libro. Cuando la vi tenía mi trauma por Edward Norton, ¡ah qué guapo es! La escena de la siguiente frase es una de mis favoritas ever:
















-No te odio a ti, me odio a mí mismo por algún día haberte amado tanto.

Últimamente no me gustan las películas que protagoniza Johnny Depp, ya siempre hace del personaje bohemio/raro, que está bien para Los Piratas del Caribe pero para todos sus papeles creo que ya estuvo bueno, quiero verlo en algo con más drama o más acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario